Imprimir

El contado: SPOT FX

COMPRA/VENTA DE DIVISA: SPOT FX

Autor: Luis Fernando Utrera

1.-Factores que influyen en el tipo de cambio.

Hay variables que de forma individual o conjunta influyen sobre los tipos de cambio de las divisas y que provocan su apreciación o depreciación (no devaluaciones o revaluaciones que son medidas discreccionales de los Gobiernos).

Los factores que infuirán en el tipo de cambio serán aquellos que hagan variar las exportaciones e importaciones, tanto de bienes y servicios como de capitales, puesto que estos son los componentes de la oferta y de la demanda de divisas, que en último término determinan el tipo de cambio.

En general, las variables que habrá que tener en cuenta son las que afectan a la balanza por cuenta de capital: tipo de cambio real, renta real doméstica y del retso de los países, expectativas, tipos de interés domésticos y del resto del mundo, etc.

Entre los factores más importantes están:

a) Diferencial de inflación:

Se trata de la diferencia entre la inflación de un país y el de otro. Si esta diferencia es creciente indica que los precios de los bienes en un país están aumentando más rápidamente que en el otro, lo que conlleva pérdidas de competitividad via precios.

La consecuencia de ello es un encarecimiento de los productos que se traduce en menores exportaciones, y un relativo abaratamiento de los bienes extranjeros que hace crecer las importaciones.

El efecto que se produce sobre el tipo de cambio es el de una depreciación.

Lo contrario ocurre en el caso de que el diferencial de intereses disminuya, pues entonces significará que los productos se están abaratando respecto al resto de paises, aumentarán las exportaciones y el tipo de cambio se apreciará.

b) Diferencial de tipos de interés:

Como en el caso anterior, el diferencial de tipos de interés expresa la rentabilidad relativa de las diferentes monedas. Aunque no es razón suficiente, hay que pensar que unos tipos elevados atraen la inversión de capitales extranjeros, sobre todo a corto plazo.

La entrada de capitales provoca apreciaciones del tipo de cambio, mientras que las salidas de fondos deprecian la divisa.

c) Renta real:

Cuando la renta real de los ciudadanos aumenta, esto repercute de manera directa sobre las importaciones y en las exportaciones.

Sin embargo, las primeras crecen más rápidamente que las segundas, provocando la depreciación de la divisa, ocurriendo lo contrario en el caso de disminución de la reanta real, ya que dismuniyen las importaciones.

2.-El spot

El tipo de cambio se puede definir como el número de unidades de una moneda que se intercambian por una unidad de otra moneda.
De esta forma, el tipo de cambio, al ser el precio de una moneda , se podrá expresar de dos formas diferentes, como luego veremos.

Cuando hablamos de divisas al contado, nos estamos refiriendo a aquellas compras/ventas que se liquidan en el plazo de dos días hábiles a partir de la fecha de contratación. Para ser válida, una fecha valor debe corresponder a un día laborable en los piases a los que pertenecen las dos divisas implicadas en la transacción.

La razón por la que existe esta costumbre es de orden práctico y administrativo.
Los negocios propios de los mercados de divisas y de dinero son globales y por esta razón debe hacerse lo posible para superar las dificultades que surgen al darse diferencias temporales entre ellos. Diferencias que pueden llegar a 12 horas.

Las operaciones que tienen un valor más cercano a hoy que los dos días que establece el precio spot o contado, es decir la que son valor hoy (overnight) o valor mañana (tomorrow, o “valor tom”), las consideraremos cuando hablemos de los precios a plazo (entendiendo plazo en un sentido amplio como cualquier valor diferente de valor spot o contado) .

Si pensamos que el precio spot de una divisa contra otra, es “objetivo”, único o estable, diríamos que tanto el precio de compra como el de venta han de ser iguales.
Llamemos a este tipo de cambio, el tipo base. La realidad nos indica que los flujos internacionales de divisas, en gran medida consecuencia de los intercambios comerciales internacionales, pueden y de hecho lo hacen, determinar un mayor peso de la demanda o de la oferta de unas divisas respecto de otras.

Si, además, pensamos en los fuertes movimientos especulativos que se producen, generalmente como consecuencia del deterioro que sufren unas u otras economías o las malas perspectivas de crecimiento que soportan, comprenderemos que los cambios no son estables y que por tanto sufren una “tasa” de variabilidad que habremos de incorporar al tipo de cambio y que van a hacer que el precio de demanda sea diferente del precio de oferta, y que estos, a su vez, estén en continuo cambio.

A este diferencial se le denomina “spread” de cotización.

Cuanto más liquido y profundo es un mercado menor es ese diferencial o spread de cotización, cuanto menor es el mercado y menos participantes tiene, el diferencial tiende a ser mayor porque la tasa de variabilidad o variación de precio suele ser muy superior a la que existe en los mercados muy líquidos.

El hecho de que los precios de la moneda extranjera vengan dados en términos de la moneda local en cada país, puede constituir una fuente de confusión. En caso de querer operar en el mercado de divisas local comprando 1 millón de dólares usa, las cotizaciones se pueden obtener dependiendo de los términos que utilicemos en el mercado que nos cotizan.

TERMINOS EUROPEOS .. … … … ..                            TERMINOS USA

0,9025 EURO/DÓLAR. … … … … .                            1,1080 DÓLAR/EURO

Es decir: en el caso europeo diremos que por 1 euro nos dan 0,9025 dólares usa y en el caso americano, que por un dólar (moneda local) nos darán 1,1080 euros. Si nos fijamos en el ejemplo anterior, en el orden de escritura siempre ponemos en primer lugar la divisa a la que se refiera “la unidad” y en segundo lugar el número de divisas extranjeras que dan a cambio de la unidad.

Olvidándonos de cómo los mercados locales cotizan sus divisas, vayamos a los mercados de divisas internacionales, que han establecido las convenciones que permiten que todos sepamos cuando pedimos o recibimos una cotización, de qué estamos hablando.

Desde su origen, estos mercados modernos de divisas han cotizado siempre tomando como unidad la divisa más cara. En este sentido, la cotización que pedíamos o que nos daban era en “una divisa cara” son “tantas divisas baratas” (no confundamos moneda cara con moneda fuerte, o barata con débil) .

En conclusión: siempre el tipo de cambio era superior a la unidad. Pero los movimientos cambiarios, a lo largo de los años, han hecho que divisas que originariamente eran más valiosas que la unidad de divisa contraria, se vean en la situación contraria.
Por ejemplo: el euro en su nacimiento era más valioso que el dólar, por eso los mercados internacionales comenzaron a cotizarlo en términos de “euro/dólar” (lo que es: Un euro son tantos dólares), ya que el tipo de cambio del euro respecto del dólar estaba por encima de la unidad (1,1600, de hecho).
Un año después de su nacimiento, el euro tenía un valor por debajo del dólar, pero la convención de su nacimiento, hace que sigamos cotizando “euro/dólar”.

La misma situación ha ocurrido con otras divisas. Precisamente, la convención de la que hablábamos, hace que los mercados mantengan sus cotizaciones en el mismo sentido que en el que nació el tipo de cambio de una divisa en su convertibilidad por otra.

COTIZACION DE SPOT EURO/DÓLAR

0,9025-0,9030

Si una entidad nos ofrece esta cotización, el precio de la derecha, es decir 0,9025 es al que compra euros, a cambio de los cuales darán 0,9025 dólares por cada euro que reciba.
Por el contrario, a 0,9030 venderá euros, por cada uno de los cuales desea recibir 0,9030 dólares.
Luego, si nosotros queremos comprar dólares (que es lo mismo que vender euros), deberemos operar con esta entidad a 0,9025.
Y si queremos vender dólares (que es lo mismo que comprar euros) deberemos pagar (vender) a esta entidad que nos cotiza, 0,9030 dólares por cada euro que recibamos.

Por último citar el concepto y uso del “FIXING”.

Los diferentes bancos centrales, a lo largo de su historia y para defender los intereses de los clientes, han obligado a que se establezca un mecanismo que permita asegurar que el tipo de cambio que se aplica a una transacción de, en un día concreto tenga o pueda tener una referencia “oficial”.

Ese cambio se fija en diversas bases, pero suele ser a unas horas determinadas del día y como media ponderada del precio de las operaciones cruzadas realmente (cuando había una cámara de fixing) o cotizadas en ese lapso de tiempo a la Autoridad Monetaria.

Esa referencia es el “fixing” o fijación del tipo de cambio “oficial” para operaciones comerciales de ese día.

Sobre este fixing, las entidades publican los precios mínimos de compra y máximos de venta, que aplicarán a las operaciones a realizar, siempre que el cliente se acoja a esta modalidad y no operen directamente en el mercado.

El desarrollo de los mercados, la actitud menos intervencionista de los bancos centrales y la posibilidad de que los clientes puedan cerrar sus operaciones de cambio en cualquier momento, han restado importancia crítica a este precio de referencia.

3.- Precios “cross rate” o cambios cruzados de contado

En base al tipo de cambio de una divisa contra otras dos podemos inferir cuál es el tipo de cambio entre esas dos divisas, es el “cross rate” o cambio cruzado.

Con un ejemplo lo veremos fácilmente:

Estamos cotizando lo siguiente:

EURO/DÓLAR: 0,9025-0,9030
EURO/YEN: 109,75-109,80

Cálculo del tipo de cambio dólar usa/Yen japonés:

¿A qué precio compro dólares contra euro? : 0,9030
¿A qué precio vendo yen contra euro? : 109,75

Luego, 109,75 : 0,9030 = 121,539 será el cambio que pida cuando quiera comprar dólares usa contra yen.

Ahora, ¿a qué precio vendo dólares contra euro? : 0,9025

Y ¿ a qué precio compro yen contra euros? :109,80

Luego, 109,80 : 0,9025 = 121,662 será la cantidad de yen que deba recibir por cada dólar que venda.

Por lo tanto mi cotización DÓLAR/YEN será: 

121,54-121,66