Imprimir

Futuros 

La diferencia esencial entre futuros sobre indices y sobre acciones es que en los de índices nunca hay entrega del subyacente, mientras que lo común en los futuros sobre acciones es que si que la haya

Fuente: Banesto Broker.com

Un futuro es un acuerdo estandarizado entre dos partes mediante el cual se obligan, una a comprar y otra a vender activos financieros, en una fecha futura establecida y a un precio fijado en el acuerdo.

¿Cómo funciona el mercado de opciones y futuros?

Para reducir riesgos de crédito, estandarizar y aumentar la liquidez de estos productos existen las Cámaras de Compensación.
La Cámara actúa como contrapartida de las partes contratantes liquidando diariamente las pérdidas y ganancias, garantizando, de este modo, el buen fin de las operaciones.
La cámara de compensación española es MEFF ( Mercado Español de Futuros Financieros ).

MEFF es un mercado oficial y por lo tanto está totalmente regulado, controlado y supervisado por las autoridades económicas (Comisión Nacional del Mercado de Valores y Ministerio de Economía).
Cualquier persona física o jurídica, española o extranjera puede ser cliente y operar en el Mercado MEFF, realizando compras y/o ventas de futuros y opciones.

A la hora de operar en estos productos tenga siempre presente el texto del artículo 8 del Reglamento del Mercado.
“La operativa de Opciones y Futuros requiere una vigilancia constante de la posición. Estos instrumentos comportan un alto riesgo si no se gestionan adecuadamente. Un beneficio puede convertirse rápidamente en una pérdida como consecuencia de variaciones en el precio. Operar con opciones requiere conocimiento y buen juicio”

¿Por qué operar con futuros? 

Para proteger su cartera de renta variable frente a movimientos adversos del mercado.

Para beneficiarse de movimientos al alza o a la baja del precio del subyacente.

Son negociables: Puede cerrar su posición sin necesidad de esperar a la fecha de vencimiento. Se abona o se carga diariamente el beneficio o pérdida obtenido por las variaciones de precio.

Exigen un menor desembolso de fondos al realizar la inversión.

Los futuros como instrumento de cobertura 

Toda operación de cobertura implica tomar una posición a plazo que sea equivalente y opuesta a otra posición en el mercado de contado.

Si usted posee una cartera de renta variable, corre el riesgo de que un descenso en las cotizaciones provoque una pérdida de valor de su cartera.
Este riesgo podrá ser cubierto vendiendo futuros sobre acciones o sobre el índice Ibex-35, además si usted utiliza su cartera de acciones para depositar las garantías, la cobertura con futuros no le supondrá desembolso alguno.

Los futuros como instrumento de inversión 

Se puede invertir en futuros con la esperanza de obtención de beneficio, y sin que dicho beneficio sirva para compensar una pérdida en contado.
Se puede invertir , tanto comprando como vendiendo contratos. El comprador obtendrá beneficios si el precio de los futuros aumenta y el vendedor si cae.

Cuando se toman posiciones en acciones hay que desembolsar el total de la inversión.

Sin embargo, cuando se compran futuros sobre acciones no hay intercambio de dinero entre comprador y vendedor, sino que ambos han de constituir unas garantías que serán un porcentaje sobre el valor de las acciones, actualmente el 15% en Endesa, y del 20% en BBVA, BSCH, Repsol YPF y Telefónica. Además, las garantías se pueden depositar en efectivo o en alguna de las acciones que componen el Ibex-35 con un descuento del 25% sobre el precio de cierre.

Por tanto, el desembolso inicial es menor en futuros que en el mercado de contado

CARACTERISTICAS DEL CONTRATO SOBRE IBEX-35

ACTIVO SUBYACENTE:
Indice IBEX-35

DESCRIPCIÓN DEL ÍNDICE:
El Ibex-35 es un índice ponderado por capitalización, compuesto por las 35 compañías más líquidas que cotizan en el Mercado Continuo de las cuatro Bolsas Españolas.

MULTIPLICADOR :
10 euros. Es la cantidad por la que se multiplica el índice Ibex-35 para obtener su valor monetario. Por tanto, cada punto del índice Ibex-35 tiene un valor de 10 euros.

NOMINAL DEL CONTRATO:
En cada momento, el nominal del contrato se obtiene multiplicando el Indice IBEX-35 por el Multiplicador. De esta forma, si el futuro IBEX-35 tiene un precio en puntos de 10.000 su correspondiente valor en euros será: 10.000 * 10 = 100.000 euros.

FORMA DE COTIZACIÓN:
En puntos enteros del Indice, con una fluctuación mínima de un punto. Así, por ejemplo, para uan cotización de 10.000 puntos su cotización inmediatamente inferior y superior serán 9.999 y 10.001 respectivamente.

FLUCTUACIÓN MÁXIMA:
No existe

MESES DE VENCIMIENTO:
Los meses de vencimiento abiertos a negociación serán los tres meses correlativos más próximos, y los otros tres del ciclo Marzo-Junio-Septiembre-Diciembre.

FECHA DE VENCIMIENTO:
Tercer viernes del mes de vencimiento.

ULTIMO DÍA DE NEGOCIACIÓN:
La Fecha de Vencimiento.

LIQUIDACIÓN DIARIA DE PERDIDAS Y GANANCIAS:
Antes del inicio de la sesión del Día Hábil siguiente a la fecha de transacción, en efectivo, por diferencias entre el precio de compra o venta y el Precio de Liquidación Diaria.
A modo de ejemplo, una compra de 30 Euro Futuros IBEX-35 a 10.000 con un Precio de Liquidación a final de sesión de 10.020 tendrá la siguiente liquidación: (10.020 – 10.000) x 30 x 10 = + 6.000 euros.

PRECIO DE LIQUIDACIÓN DIARIA:
Media aritmética entre el mejor precio de compra y de venta para cada vencimiento al cierre de mercado cada día.

LIQUIDACIÓN A VENCIMIENTO: Por diferencias con respecto al precio de liquidación a vencimiento.

PRECIO DE LIQUIDACIÓN A VENCIMIENTO:
Media aritmética del índice Ibex-35 entre las 16:15 y las 16:45 de la Fecha de Vencimiento, tomando un valor por minuto.

GARANTÍAS:
Una cantidad fija de 7.000 euros (700 puntos) por cada futuro comprado o vendido. En carteras con posiciones combinadas de opciones y futuros, las garantías serán variables en función de dicha cartera. Las garantías se deben constituir antes del inicio de la sesión siguiente.

HORARIO DE MERCADO:
Desde las 9:00 a.m. hasta las 5:30 p.m.