Imprimir

FORWARD SWAP

Por Luis Fernando Utrera

Siempre que nos referimos a operaciones de swap, nos estamos refiriendo a operaciones de “intercambio” en general. Nos dan algo a cambio de otra cosa y al vencimiento de la operación devolveremos lo uno y nos devolverán lo otro, más/menos una diferencia. Esa diferencia es el precio de la operación.

La única condición que, lógicamente, debemos poner a ese “intercambio” es que las dos cosas intercambiadas tengan el mismo valor. Caso de que lo que cambiemos no tenga el mismo valor, una de las partes compensará a la otra con un pago igual al diferencial, de manera que, finalmente, las dos cosas tengan un valor equivalente.

En el caso de los forward swap, estamos hablando de una operación entre dos contrapartidas, donde estamos intercambiando durante un tiempo determinado dos divisas.

Cuando decimos intercambio, lo decimos en dos sentidos: el intercambio que implica una operación de spot (compra/venta de divisa) y en el sentido temporal (parecido a la operación de depósito, por ejemplo). Según esto último, la operacion que realizo hoy, la tendré que deshacer dentro de un tiempo; exactamente igual que cuando tomo dinero en depósito, sé que habré de devolverlo al vencimiento de la operación. ¿Y cómo lo devuelvo: realizando la operación contraria a la inicial.

Se trata, pues, de una compra/venta de dos divisas en un plazo de tiempo cercano contra la operación de venta/compra inversa, sobre las mismas divisas y a un plazo más lejano.

Por ejemplo:

Valor spot (dos días), compro $USA 1 millón y vendo Euros.
Valor 1 mes (30 días), vendo $ Usa 1 millón y compro Euros.

Como hemos dicho, el intercambio de las dos cosas (divisas en este caso) ha de tener el mismo valor equivalente y resulta que una divisa nos aporta un tipo de interés “x” y la otra otro tipo de interés “y” distinto del anterior.

El comprador en el valor (día) cercano, recibirá una compensación de la otra parte si es que está vendiendo la divisa con mayor tipo de interés.
Si no fuese de esta manera, todos querrían comprar divisas con altos tipos de interés y vender a cambio otras con bajos tipos de interés…

Si nos fijamos en los flujos que se producen realizar un swap, veremos que son similares a los flujos provocados por dos depósitos en cada una de las divisas implicadas, uno tomador y otro prestador.

En el caso de los depósitos pagaremos/recibiremos intereses, en el caso del swap, pagaremos o recibiremos una diferencia entre el precio de compra/venta valor cercano y el de venta/compra lejano.

Esa diferencia es lo que llamamos “puntos swap”.

Por lo tanto: los puntos swap son la expresión en términos de céntimos o milésimas de precio de esa diferencia de tipos de interés entre las dos divisas.

Obviamente, los flujos producidos por el efecto de los puntos swap, añadidos (ojo porque pueden ser negativos…) a los tipos de cambio a aplicar en la operación al plazo más lejano y los resultantes de la colocación, financiación en depósito de las divisas implicadas, deben ser equivalentes o muy parecidos (solo debido a la diferente valoración del riesgo del producto o por la distinta liquidez de los dos mercados), pues si no fuese así, podríamos hacer arbitraje.

Veamos los flujos equivalentes que debemos comparar:

HOY 15/Octubre
VALOR SPOT….. 17/Octubre
VENCIMIENTO: 17/Noviembre

De esta manera, podemos suponer que la suma de todos los flujos, tanto en un swap como en los dos depósitos representados, si se refieren a los mismos importes, deberán sumar igual.
En realidad no suelen ser perfectamente equivalentes, pero es debido a diferentes motivos no estrictamente matemáticos, como la liquidez, la diferente consideración de los dos productos a efectos de balance (los depósitos aparecen en balance, no así las operaciones de compra/venta de divisa, que es lo que son los swaps…).

Pero, consideraciones aparte, financieramente hablando, deberían ser exactamente iguales.

Veamos en un gráfico cómo se comportan los dos depósitos mencionados:

Tipo de interés en depósito :

…………………….   $USA                EURO

1Meses………….   2,50                   3,50
3M……………….   2,40                   3,60
6M……………….    2,30                   3,70
12M………………   2,20                   3,75

En la práctica, pues, lo que el mercado cotiza es la expresión en céntimos de precio de ese diferencial de tipos de interés. Luego veremos cómo se calcula.
Una de las conclusiones del anterior gráfico es que cuanto mayor sea el diferencial de tipos de interés entre las divisas, mayor será la cifra de puntos swap.

Al tratarse de una operativa sobre diferenciales de tipos de interés, la operativa en swap incorpora o permite operar sobre diferentes escenarios:

(i)que los tipos del euro (o divisa1) suban y los del dólar (o divisa 2) se mantengan (ampliación de spread),

(ii)que los del dólar bajen y los del euro se mantengan(ampliación),

(iii)que los del euro suban y los del dólar bajen(ampliación),

(iv)que los del euro bajen y los del dólar suban(disminución),

(v)los inversos de los dos primeros (disminución) y

(vi) el movimiento simultáneo y misma dirección pero diferente intensidad de los dos movimientos, lo que implicaría ampliación o disminución del spread según la magnitud del cambio en cada divisa.

De esta manera, vemos que, al tratarse realmente de una operativa sobre diferenciales de tipos de interés, podemos apostar o cubrirnos con ellos ante cualquier movimiento que preveamos vaya a suceder en los tipos de interés, además de poder utilizarlos “per se” como una forma alternativa de acceder al mercado de depósito interbancario.

Como hemos señalado, en el swap ese diferencial de tipos de cambio lo expresamos como una diferencia entre el precio de compra/venta de spot (o el valor que corresponda), contra el precio de venta/compra a plazo.

De la siguiente manera:

PRECIO SPOT + PUNTOS SWAP = PRECIO FORWARD, de lo que
PUNTOS SWAP = PRECIO SPOT – PRECIO FORWARD

En los cálculos siempre consideraremos que la divisa 1 es la que se encuentra en el primer lugar de la cotización en el precio “spot” y la 2, la que está en segundo término.

Por ejemplo: en un Euro/dólar, la 1 sería el Euro y la 2 el dólar.

FÓRMULA PARA EL CALCULO DE PUNTOS SWAP:

La consecuencia importante de la anterior fórmula es, que si los tipos de interés de la segunda divisa o divida 2, son menores que los de la divisa 1, el resultado será negativo y si son mayores que los de la 1, el resultado será positivo.

Ahora bien: “¿Qué tipos elegir para la fórmula?”
Hemos dicho que el swap “simula” los flujos de dos depósitos (uno sobre cada divisa implicada. Por esto, solemos decir que los puntos swap son como la cotización de un depósito, en el cual estoy “tomando” al primer precio (más bajo) la 2ª divisa y estoy “prestando” al precio de la derecha (más alto), la segunda divisa.

Por esto:

Cuando “tomo” (o compro en spot y vendo a plazo) la 2ª divisa, “presto” la 1ª (o vendo en spot y compro a plazo).
Y cuando “presto” (o vendo en spot y vendo a plazo la 2ª divisa, “tomo” la 1ª (o compro en spot y vendo a plazo).

Pensemos en un ejemplo:

TOMO PRESTO

Primera divisa: USD …3 meses depósito:    8,125 / 8,25 %

Segunda divisa: MKK…3 meses depósito:    15,50 / 15,60 %

Bien pues ya sabemos qué tipos debemos elegir para según qué lado del swap debemos calcular….

Sigamos con el ejemplo anterior:

Nótese que para el cálculo hemos utilizado el mismo tipo de cambio de spot: 110,55.
La razón es que el interés de “tomador” y “prestador” de la divisa con tipo alto es opuesto, por ello se suele aceptar que se fije el tipo de cambio “medio” de la cotización de contado.
Además, una diferencia de un par de céntimos no afecta al resultado final.
Solo en caso de alteración significativa de los precios de contado (spot), durante la vida de la operación pueden alterar el resultado final, lo que se conoce como el “spot efect”. El posible efecto perverso, de un movimiento no deseado en el spot, se elimina efectuando una operación de aseguramiento de los intereses a plazo.
Así solo corremos riesgo de tipo de interés, eliminando el de tipo de cambio.

En este caso, mi cotización sería: 1,96 / 2,02.
O lo que es lo mismo: con 1,96 compro en contado (o valor cercano) y vendo a plazo (o valor lejano) MKK contra $usa y con 2,02 vendo la divisa 2 en spot y la compro a plazo.

¿Cómo calculo el tipo de cambio a aplicar en las dos operaciones del swap? Antes hemos dicho que:

PRECIO SPOT + PUNTOS SWAP = PRECIO FORWARD, de lo que
PUNTOS SWAP = PRECIO FORWARD – PRECIO SPOT

En el ejemplo anterior sería, en caso de operar con 1,96:
SPOT……….. VENDO $USA/COMPRO MKK A   110,55
+1,96   (SWAP)
PLAZO…….. COMPRO $USA/VENDO MKK A    112,51

IMPORTANTE: SI LOS PUNTOS SWAP FUESEN NEGATIVOS (POR TENER LA 2ª DIVISA UN TIPO DE INTERES INFERIOR AL DE LA 1ª), EL RESULTADO SE OBTENDRÍA IGUALMENTE DE SUMAR EL PRECIO SPOT A LOS PUNTOS SWAP, LO QUE SUCEDE ES QUE AL SER NEGATIVOS, EL RESULTADO EQUIVALDRÍA A LA RESTA DE LOS MISMO DEL SPOT. EJ: 110,55 + (-1,96) = 108,59.

¿Cómo calcular los tipos de depósito implícitos en los puntos swap?
Si quisiésemos utilizar el swap como una alternativa al depósito, deberíamos calcular qué tipo de interés equivalente para cada una de las dos divisas supone. De la fórmula inicial deducimos las dos siguientes: